lunes, 30 de noviembre de 2009

¿10 años?

Querido primo,
anoche pensaba en este día que debía ser de celebración, de recordar a mi papá y de comer "peras cocidas" y que desde hace 10 años, se ha convertido en un día de luto y pena.
Porque tanta juventud que se fue,
tanta energía,
alegrías miles,
esa sonrisa hermosa,
tu calidez sin igual,
todos los días te extraño
y recuerdo los bellos momentos vividos juntos,
lo maravilloso que fue conocerte,
que fueras mi primo ensoñado,
que estuvieras en tantas situaciones buenas y malas y tristes y desoladas, junto a mi,
que me protegieras,
me abrazaras con esos brazos largos y poderosos.

Te quiero todos los días mucho, mucho, mucho
y lamentaré para siempre jamás,
el no verte,

no tenerte,
no comer helado de chocolate,
ni tomar coca cola,
viajar,
simplemente no estar junto a ti más.....
una eternidad que congela.

1 comentario:

AGUSTIN dijo...

ufa! cuánto dolor!!
mi abrazo!