miércoles, 13 de septiembre de 2006

Un marciano en la tierra




Gente, gente, personas, humanos, seres.
Odio a la gente, a las personas, a los humanos, a los seres.
Me odio por dejar entrar en mi vida a la gente, a las personas, a los humanos a los seres.
Odio cuando entra la gente, las personas, los humanos, los seres a mi vida y me la despedazan, me rompen el alma, el corazón, las ilusiones, las esperanzas y vuelvo a caer en la depresión, en la pena, en la desilución, en la soledad y entonces vuelvo a desear estar sola, no dar cabida a nadie, no dejar que nadie, ni la gente, ni a las personas, ni los humanos, ni los seres se acerquen a mi, me cuenten historias, me inviten a compartir historias que después serán mentiras, que después me doleran el alma, el estomago, el corazón, el pulmón, las lágrimas. Odio ilusionarme con la gente, con las personas, con los humanos, con los seres, odio confiar en ellos para que después muestren la verdadera cara, sus intensiones y me dejen de lado, me cierren la puerta, me golpeen el rostro con su risa socarrona, burlona, malvada.
Odio no poder encontrar una manera de vivir con la gente, con las personas, con los humanos, con los seres, pero sin compartir, sin estar, estar pero no estar, estar pero lejos, estar pero no para ellos, estar pero en mi mundo, estar pero con mis cosas, estar pero con mis gatitos, estar pero con mi música, estar pero sin intromisiones, estar pero sin ladrones de paz, estar pero sin ladrones de almas, estar pero sin ladrones de vida.
Odio no encontrar las herramientas, odio no aprender de mis errores, odio no darme cuenta por una vez por todas que SOY UN MARCIANO EN LA TIERRA y que nunca jamas en la vida existirá nadie para mi, no habrán verdaderas gentes, personas, humanos, seres, no existirá una sonrisa para mi, un cariño para mi, un amor para mi, una verdadera amistad para mi, una seguridad para mi.
Sino me gustara tanto la vida, sino me gustara tanto la musica, sino me gustara tanto pensar que las cosas pueden cambiar, que puedo encontrar un lugar donde enterrarme y ser feliz, haría lo posible para morirme a la brevedad.
Reunirme sin tregua con todas las personas, gentes, humanos, seres, que parece que me querían, que parece que les importaba, que parece me consideraban y que no nacieron o murieron o no han llegado.

3 comentarios:

el queso dijo...

Chale mi corazona....
una carta te voy a mandar.

arturo ruelas dijo...

noooooooooooooo
este ser, persona, humano, gente te ama con todo el cucharon e intenta todo el rato de adentrarte a su canton, camon y corazon... asi que no le cierres la puerta plis

colombarra dijo...

Hola yo misma,
sabes que??? tus palabras me siguen sonando muy certeras.