jueves, 3 de julio de 2008

El lado B de éstos tres meses


Partí temprano, el viaje fue largo,
pero finalmente cuando el reloj marcó las 11:40 estaba ahí, frente a la lápida de la FAMILIA ORREGO MATTE.
El pasto estaba húmedo
el día estaba rico
el sol comenzaba a salir
me recosté en un costado de la lápida
la limpié con la mano, con un pañuelo
en el trayecto hasta ahí, fui recogiendo algunas hojitas secas, avellanas pequeñas, la flor de los espinos, los pétalos sueltos de ésta, tres hojas de ginko bilova, las cuales me sirvieron para adornar la lápida.
Y me senté
era la primera vez que estaba sola con mi pá,
y es que tenía tanta necesidad de hacerlo
de lanzarme sola a ese viaje
de hacer como mi propia ruta al cementerio
a estar con mi papá
acompañarlo en el lugar que habitara de ahora en mas.
Al principio fue sólo limpiar y arreglarle la lápida
robar algunas florecillas de por ahí
(es que estaban tiradas, aplastadas), les corte unas ramitas nomás
pero cuando ya no quedaba más por hacer
y hube de sentarme en mis laureles (mojados)
me bajo toda la pena
y las lágrimas que no derramaba desde México.
Mil pensamientos e ideas me acompañaban
tantas cosas que tenia que decirle
que conversarle
tantas cosa inconclusa que dejaste
que me dejaste sin decir
sin preguntar, sin pedir
tantos vacios
tanto por aclarar
cosas que ahora me pesan
necesito palabras de aliento.
Y las ombligadas comenzaron a salir
la primera idea que cruzo mi mente fue: "pensar que soy yo, a la que menos quisiste, la que te viene a ver".
Tambien pense en que quizas la vida lo hizo o quiso asi las cosas por algo
para que hubiera algunos que no te olvidaran nunca
para que existieran los quienes vayan a verte
como lo hiciste con tus papas,
tanto tiempo que fuiste religiosamente a verles
a limpiar esta misma lápida
que seguramente les adornaste con flores nuevas o semillitas y hojas secas
que te sentaste a conversarles
a putiar al mundo
a pasar lista por todos los que no están
y justamente la hija con la que menos relacion tuviste, a la que menos amor le dedicaste, es la que sigue tu ejemplo.
Y es que duele tanto la idea
palpita tan dolosamente el corazón al pensar que no me quisiste como a los demas
que me discriminaste
marcaste señales de separacion
y yo tanto tiempo tratando de luchar contra esos sentimientos de ti a por mi
hasta que deje de luchar
hasta que me canse
pero no te deje de querer
te odiaba cuando estabas loco, te odiaba muuucho
pero te quería finalmente siempre, porque nadie odia si antes no quiso o no se sintió cercana o fue parte de.................
Yo te odié tanto como te quise, como te quiero, como te querré siempre
pero lamento no sabes cómo
y sobre todo la inseguridad y pena que arrastro
por el hecho de que mi amor a por ti no tuviera eco.
Pero ya no gano nada (antes tampoco) pensando estas cosas
pero tampoco puedo borrarlas o negarlas
porque no puedo y porque más mal me hace
y por eso salen en los momentos mas raros
como hoy
que iba con todo mi amor
con toda la intencion de acompañarte
de estar ahí contigo a solas
y estuve
pero asi tambien la pena y las lagrimas y los pensamientos tristes
pese al día soleado
a los miles de árboles.
Pero no olvides nunca, que por sobre todas las cosas, YO TE QUIERO MUCHO!!!.

1 comentario:

manuela dijo...

Colirio tan querida:
La vida da tantas vueltas y en todas ellas te quiero y agradezco ser tu hermana.
M.